Wednesday, Oct. 16, 2019

Rigoberto López Pérez, 63 años del Principio del fin de la tiranía de Somoza

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

septiembre 20, 2019

|

Publicado en:

La gesta de Rigoberto López Pérez acaecida el 21 de septiembre de 1956 resultó más trascendental de lo que se cree, fue un electroshock en la sociedad nicaragüense, porque trajo consigo el surgimiento de las organizaciones sindicales, de estudiantes, de los movimientos guerrilleros, y también demostró la vulnerabilidad y debilidad de la dictadura Somocista.

Así resumió el diputado Jacinto Suárez  el principio del fin de la tiranía  Somocista, que llevó a cabo el poeta López Pérez hace 63 años con el ajusticiamiento del dictador Anastasio Somoza García, en una fiesta en la Casa del Obrero del León donde este se proclamaría como candidato presidencial del Partido Liberal Nacionalista.

“A Rigoberto le tocó vivir la etapa en que no había ninguna fuerza que se le opusiera a la dictadura. Los conservadores era una oposición de mentira, porque vivían pactando, entendiéndose con Somoza, en definitiva eran dos oligarquías los liberales y conservadores que se entendían”, afirma el también historiador, guerrillero y escritor Suárez Espinoza en el programa Desde El Parlamento, del Canal 98.

Para en ese entonces los movimientos populares no existían; el último sandinista era el general Pedro Altamirano que fue muerto en 1938 y en 1948 apareció Ramón Raudales con un pequeño alzamiento, pero fuera de eso había una paz y tranquilidad de la que gozaba la tiranía y de repente llega el atentado de Rigoberto que provoca un schock y la gente empieza a entusiasmarse, pero la Guardia somocista desata su más terrible represión, narra el diputado Suárez.

Por la conspiración antisomocista fueron encarcelados los jóvenes Ausberto Narváez, Cornelio Silva y Edwin Castro Rodríguez, quienes habían tomado parte en la planificación del atentado, pero cuatro años después fueron asesinados a balazos.

Suárez conoció y permaneció en la cárcel donde habían sido asesinados estos jóvenes. “Yo estuve varios años en la celda donde estuvieron ellos y en las paredes de esa celda, cuando uno limpia con las manos la pared se encontraba poemas escritos por ellos”, recuerda.

Después de la conspiración, ya para los años 1957-1958 se producen manifestaciones y empiezan a surgir las organizaciones sindicales, organizaciones estudiantiles, los movimientos guerrilleros. Si analizamos la historia de Nicaragua vamos a ver que casi todos los movimientos empiezan a resurgir a finales de los años 60. Rigoberto le metió calor a esta sociedad y nace el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Suárez habló con el entrenador de Rigoberto López Pérez

El diputado Suárez contó que el poeta se entrenó muy concienzudamente. “Yo tuve el privilegio de hablar con el entrenador de Rigoberto López Pérez, el señor Adolfo Alfaro que es tío mío. Luego del triunfo de la Revolución se dejó venir de El Salvador y me explicó que había otro oficial de la guardia que lo estuvo entrenando y después se lo pasó a él ya con cierto entrenamiento, me contó que iban a un monte cercano a la casa, que no recuerdo ahorita, y ahí llegaban a tirar”.

A Rigoberto lo entrenaron para disparar en áreas que no tuviera protección de chaleco, se decía que Somoza andaba chaleco entonces Rigoberto pasó un riguroso entrenamiento y efectivamente le pega 3 disparos a Somoza, uno en la ingle, otro en el brazo y el otro en la pierna, el mortal era el de la ingle. El joven poeta quedó acribillado en la escena.

Rigoberto tenía una vocación que había lo pensado y era cambiar de vida por la del tirano. Cuando uno lee sus poemas uno se da cuenta de eso. El habla solo de la muerte del tirano, pero hace una carta de despedida a su madre en el que le dice: para tratar de ser yo que inicie el principio del fin de esta tiranía, es decir no era el tipo de hombre que cree que matando al tirano se resuelve todo. Otra enseñanza de Rigoberto fue que a lucha tenía que ser de carácter armado.

El 21 de septiembre  de 1981, 25 años después de la muerte de Rigoberto la Junta de Gobierno de  Reconstrucción Nacional de la República de Nicaragua le otorgó al poeta Rigoberto López Pérez, mediante el decreto número  536, el título de Héroe Nacional.

Leer otros Articulos