Sunday, Sep. 22, 2019

Recuerdan al presidente Salvador Allende a 46 años de su paso a la inmortalidad

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

septiembre 11, 2019

|

Publicado en:

Miembros de la Junta Directiva y diputados de la Asamblea Nacional participaron hoy en un homenaje especial al presidente de la dignidad de Latinoamérica, Salvador Allende, que pasó a la inmortalidad hace 46 años durante un Golpe de Estado en Chile.

El homenaje se llevó a cabo en el Puerto Salvador Allende, de Managua, donde se erige un monumento al desaparecido presidente chileno. En el lugar los parlamentarios depositaron ofrendas florales junto a los embajadores de Chile, Cuba, Venezuela, entre otros diplomáticos.

La diputada Arling Alonso, presidenta del Grupo de Amistad con Chile, destacó la figura de Salvador Allende como “ejemplo de dignidad, de lealtad y amor a su pueblo. Él se mantuvo firme y en sus últimas palabras se refirió de manera muy especial a los trabajadores, a las mujeres, a los campesinos, profesionales patriotas y dijo sentir la esperanza que los pueblos de toda América Latina construiríamos nuestra historia y lo estamos viendo en Nicaragua, que estamos inmerso en el proceso de transformaciones profundas sociales que han representado restituciones de derechos y ese sueño de Salvador lo estamos haciendo realidad”.

Durante el acto, el diputado José Figueróa, ex preso político en Chile durante los acontecimientos cuando permanecía en esa nación del Sur, recordó que ese 11 de septiembre de 1973, antes de ser asesinado el presidente Allende dirigió varios mensajes a Chile y al mundo sobre la puesta en marcha de un traicionero golpe de estado en contra del gobierno de la unidad popular por un grupo de generales golpistas jefeados por Augusto Pinochet con apoyo de la extrema derecha y el gran capital y respaldado por los Estados Unidos.

Este golpe de Estado no fue espontáneo, afirma el diputado Figueróa, inició con planes de desestabilización económica y social, campañas mediáticas y terrorismo psicológico a través medio de comunicación, huelgas, acciones de sabotaje, paralización de transporte, asesinatos, boicot a las iniciativas hasta culminar con el golpe de estado y el asesinato del Presidente en la Casa Presidencial La Moneda.

Los golpistas desataron una feroz represión en todo chile que según datos de familiares de víctimas dejó como saldo 3,095 personas ejecutadas más de 30 mil personas torturadas y más de 1 mil personas desaparecidas. También reprimieron la libertad de expresión y asesinaron a dirigentes sindicales, entre muchos otros actos violentos.

“Los más de 100 nicaragüenses que en 1973 nos encontrábamos estudiando, trabajando o residiendo en ese país nos unimos solidariamente al pueblo chileno en esos momentos dramáticos en la resistencia de las universidades y en los barrios en los centros de trabajos y en la lucha popular, muchos fuimos a parar a las cárceles y recordamos momentos difíciles que no sabíamos si salíamos vivos, ya que fuimos víctimas de torturas física y psicológicas, humillaciones y además cuadros de fusilamiento”, recordó el diputado Figueróa.

Al recordar la tragedia del pueblo chileno, mencionó que “en Nicaragua y Venezuela han intentado ejecutar este mismo formato durante las intentonas de Golpe de Estado durante los gobiernos del presidente Hugo Chávez, de Nicolás Maduro y del comandante Ortega pretendiendo tumbar gobiernos electos democráticamente y si bien han causado grandes daño a la economía y muertes, pero no pudieron ni podrán”.

Finalmente el Legislador hizo menciones especiales en el homenaje a los nicaragüenses que estuvieron en las cárceles chilenas y que ahora no están, que participaron en la insurrección de Nicaragua y recordó a los chilenos que se unieron a la causa nicaragüense para el Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

Leer otros Articulos