Friday, Aug. 23, 2019

90 aniversario del Natalicio de Rigoberto López Pérez

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

mayo 13, 2019

|

Publicado en:

Hace 90 años, nacía en el barrio El Calvario de la ciudad de León el poeta y guerrillero Rigoberto López Pérez, el héroe que marcaría el inicio del fin de una tiranía para convertirse en símbolo del patriotismo de la nación.

“El nacimiento de Rigoberto determina que en Nicaragua siempre ha habido hombres y mujeres que aman a su patria y que han dado su vida para que Nicaragua sea libre, soberana e independiente”, afirmó el diputado José Antonio Zepeda, presidente de la Comisión de Educación, Cultura y Deportes.

Hijo de Soledad López y Francisco Pérez, el poeta nació un 13 de mayo de 1929 y fue bautizado en la Catedral de León como Pascual Rigoberto López Pérez. Sus primeros años de estudios los pasó en el Hospicio de San Juan de Dios, donde aprendió el oficio de sastre y posteriormente estudió Redacción y Taquimecanografía en la Escuela de Comercio Silviano Matamoros.

Rigoberto no era ajeno a lo que pasaba en su patria, y estando en Managua muestra su oposición al régimen e intensifica su posición política y guerrillera, con lo que fue creciendo su decisión de acabar con la tiranía de Anastasio Somoza García por amor a la patria.

La noche del 21 de septiembre de 1956, Rigoberto se dirige hacia la Casa del Obrero en León donde se celebraba una fiesta a la que acudía Somoza. En la recepción y al ver a Somoza presidir la mesa se dirigió hacia él accionando un revólver Smith and Wesson calibre 38, impactando cuatro disparos en el pecho de Somoza. En el acto, una lluvia de balas cayó sobre el cuerpo de López Pérez quien murió de inmediato, mientras a Somoza lo trasladaban en ambulancia hacia el hospital de Panamá, falleciendo ocho días después.

Esta acción justiciera, según el diputado Zepeda “fue un ejemplo de decisión, de coraje. Rigoberto estableció un marco referencial en el sentido que más allá de tus pensamientos, de tus ideas lo fundamental es tu práctica y Rigoberto entendió que su aporte a la independencia y la soberanía de Nicaragua estaba en tomar una decisión que llevaba al ajustamiento al primer dictador”, comentó.

En una carta que le dirigió a su madre, pocas horas ante de llevar a cabo el ajusticiamiento al dictador Somoza, Rigoberto le aclara que de perecer en la acción, su muerte “no ha sido un sacrificio, sino un deber que espero haber cumplido”.

“Fue un hombre valiente que sabía que iba a morir, pero aún consciente de ello y lo que le estaba pasando a Nicaragua tomó la decisión valiente de darnos su vida a todos los nicaragüenses para que pudiéramos gozar de un futuro mejor y ese futuro mejor solo es con el Frente Sandinista de Liberación  Nacional”, expresó la diputada sandinista Rita Fletes.

Leer otros Articulos